El Ayuntamiento de Múnich dejará Linux y volverá a Windows en 2020

Tecnologias de Información

El Ayuntamiento de Múnich dejará Linux y volverá a Windows en 2020. Lo que hace unos meses se venía rumoreando se ha confirmado por el comité de personal y administración del consistorio bávaro. Múnich abandonará LiMux para regresar a las tecnologías de Microsoft, concretamente a Windows 10 y Office 2016.

La ciudad de Múnich saltó a los medios cuando hace 15 años decidiera migrar sus sistemas de la administración pública a Linux y LibreOffice para independizarse por completo de Microsoft. Una decisión que supuso todo un respaldo al uso del software libre en la administración pública, por el gran número de equipos actualizados (15.000) y por la importancia de la ciudad que lo llevó a cabo. Un hecho por lo que recibieron muchos halagos de parte de la comunidad open source, y que les había hecho ahorrar millones de euros en el gasto de licencias.

Ayuntamiento de Munich.

Aunque el cambio a Linux comenzó hace 15 años, nunca se completó del todo. En febrero de este año el consejo votó formalmente para finalizar la migración a Linux y regresar a utilizar los productos de Microsoft.

La concejala socialdemócrata Anne Hübner ha hablado con The Register para comentar los motivos:

La ciudad ha tenido problemas con la adopción de LiMux. “Los usuarios estaban descontentos y el software esencial para el sector público sólo está disponible en su mayoría para Windows“. Se estima que aproximadamente la mitad de los 800 programas totales necesarios no se ejecutan en Linux y “muchos otros necesitan una gran cantidad de esfuerzo y dinero”. “En los últimos 15 años se hicieron muchos esfuerzos para independizarse de Microsoft, incluyendo el gasto de mucho dinero para buscar soluciones, pero esos esfuerzos fallaron eventualmente. No solo los usuarios estaban infelices, sino que también alrededor de la mitad de los 800 programas que necesitan en la administración no funcionan en Linux y muchos otros necesitan demasiado esfuerzo y soluciones alternativas”. Así las cosas, “la ciudad ha acumulado de 10 a 15 años de retraso en el mercado ya que todo debía ser desarrollado por nosotros mismos. El Ayuntamiento de Múnich no es un desarrollador TI, tiene otras preocupaciones más importantes que tratar”, señaló Hübner.

Por supuesto, no todo el mundo está de acuerdo con la decisión, especialmente en la comunidad open source. El presidente del a Free Software Foundation en Europa dijo que nunca se hicieron estudios para determinar si la gente de verdad estaba “infeliz” con Linux, con el sistema en particular (LiMux), o quizás con el proceso de migración y la falta de soporte.

Por su parte, The Document Foundation, la fundación detrás de LibreOffice, consideró que de seguir adelante la propuesta representaría un “importante paso atrás para la ciudad de Múnich” y la decisión estaría en contra de la tendencia actual de la adopción de estándares de documentos abiertos en países como el Reino Unido, Francia, Suecia y los Países Bajos. Además, “Múnich perderá la independencia de un solo proveedor que ha buscado durante la última década”.

“A pesar de que la propuesta asocia los formatos de documentos de MS Office con el concepto de ‘estándar de la industria’ debe quedar claro que todos los documentos de MS Office son propietarios y ofuscados y por lo tanto inadecuados para la interoperabilidad, incluso aunque hayan sido reconocidos por los organismos de normalización internacionales como ISO”, explicó la organización en un comunicado de prensa.

Los gastos de esta nueva migración no se harán públicos hasta el próximo 23 de noviembre, aunque se estima que ronde los más de 100 millones de euros. El despliegue completo, que empezaría en 2020, podría tardar entre dos a tres años.

Fuente:baquia.com

Tema Relacionado: Tecnologias de Información