La ministra que impulsó la democracia digital de Taiwán utilizando Software Libre

Tecno Política

Su apuesta es conseguir una transparencia radical del sistema político; es decir, que la sociedad civil participe activamente en las políticas de gobierno.

Con apenas seis años de edad ya era capaz leer literatura clásica en varios idiomas, a los ocho aprendió programación en forma autodidacta, a los 15 desarrolló un buscador de canciones en mandarín que vendió tres años después y a los 19 años ya trabajaba para Apple en Cupertino California.

Con un coeficiente intelectual de 180 (lo que se considera como genio), Audrey Tang (conocida hasta 2005 como Autrijus Tang, cuando decidió asumir su identidad de género femenina) es, desde el año pasado, ministra digital sin cartera del gobierno de Taiwán, desde donde ha intentado impulsar un cambio de mentalidad de la forma como se comunica el gobierno con sus ciudadanos. Audrey Tang es una de las invitadas a la próxima edición del Congreso del Futuro, que se realizará en enero próximo.

Como ministra digital debe ayudar a los diferentes ministerios. "No tengo un ministerio dedicado porque se supone que todos los ministerios deben ser transformados digitalmente", explica.

Con ese fin formó lo que denomina una red de trabajo colaborativa, donde hay de uno a tres representantes de cada ministerio. Ellos conforman una fuerza de trabajo online que comparte chateos, comentarios y tareas. "La idea es trabajar con los servidores públicos y reducir su incertidumbre frente a la transformación digital".

Una segunda parte de su misión es conectar a los políticos con la gente real, y escuchar su voz a través de las redes sociales.

La idea, dice, es transformar las voces de estas personas a través de internet como algo que llamamos "disenso como datos". Tang promueve la discusión con los ciudadanos antes de hacer una política, mediante el desarrollo de foros públicos, debates en línea y otros mecanismos de comunicación, para conseguir que todos los interesados se suban a bordo.

"Lo que estoy tratando de introducir es una transparencia radical", explica.

"En contraste con otros países que quieren controlar el uso de los medios sociales a través de una serie de políticas, en Taiwán lo que tratamos es de alentar a la sociedad civil para que participe en ellos en la forma que se sienta más cómoda.

Tang, reconocida como una destacada hacker que ha hecho importantes aportes al software libre, admite que sigue siendo hacker en el sentido de alguien que se sumerge en un sistema y encuentra sus debilidades, pero en lugar de explotarlas, construye nuevos sistemas que no sufren las mismas falencias. "Si se fija, yo estoy haciendo lo mismo con la comunicación, con los sistemas de gobierno y cosas como esas. Diría que estoy hackeando el sistema, pero no en el sentido de destruirlo o desacreditarlo. Estoy conservando la mejor parte -la misión social, la parte buena de la gobernanza-, pero estoy trabajando en nuevos mecanismos para reducir el temor, la incertidumbre y las dudas".

Espera mostrar estos y otros logros durante su visita a Chile. "Ya he estado en Brasil y tengo amigos de Argentina que trabajan democracia digital e internet de las cosas, y estoy muy interesada en el desarrollo local. Principalmente trabajo en el contexto de Asia oriental por lo que será una buena oportunidad para conversar cómo estas ideas se pueden aplicar en contextos culturales completamente diferentes".

"Cuando el Primer Ministro anterior me preguntó cuál era mi motivación para unirme al gabinete, si era el deber social u obligación ciudadana, le dije que solo lo hacía por diversión".

Fuente: economiaynegocios.cl

Tema Relacionado: Tecno Política